Dic 29, 2016
Gabriel R.

¿Te debes preocupar por los comentarios en tu blog?

descarga

 

Desde que empecé a trabajar en el mundo de marketing he estado en contacto regular con bloggers. Algunos solo se dedicaban a publicar artículos por diversión en blogs pequeños sobre sus vidas cotidianas, otros eran emprendedoras que usaban los blogs para promocionar el lanzamiento de sus empresas, y otros escribían para organizaciones enormes con el propósito de intentar mantener un flujo constante de oportunidades de venta.

Aunque todos tenían diferentes objetivos, estilos de escritura, audiencias y temas que abordar, tenían un aspecto en común: estaban confundidos sobre el valor de los comentarios que recibían en sus blogs.

Cuando estos bloggers empezaron su andadura, eran muchos los lectores que los felicitaban en los comentarios. ¡Eran la mejor publicidad para la publicación online! Las personas que dejaban comentarios eran igual de importantes que el autor.

Pero ahora, con todas las redes sociales y plataformas nuevas disponibles para hablar sobre una publicación o contenido determinados, ¿los comentarios de los blogs realmente siguen siendo importantes?

A decir verdad, la respuesta no es tan simple. Los comentarios pueden ser útiles para algunas personas y no tanto para otras, y todo depende de cada situación. En este artículo profundizaremos un poco más en el tema para ayudarte a decidir si deberías preocuparte por los comentarios de tu propio blog.

Depende de los objetivos de tu contenido y marketing.

El valor de los comentarios que recibe tu organización depende de sus objetivos. ¿Te interesa obtener oportunidades de venta, reproducciones, interactuar con la comunidad o convertirte en “líder intelectual”? Si tus objetivos son distintos, eso quiere decir que debes tener formas diferentes para medir tu éxito, pero si tus objetivos giran en torno al balance final de tu empresa, olvídate de los comentarios.

Es decir, si no obtienes comentarios en una publicación que genera muchísimas oportunidades de venta e ingresos para tu empresa, no te preocupes. Si logras obtener comentarios en esa publicación, mucho mejor, pero recuerda que no debes centrar tu energía en tratar de conseguir más.

Por otro lado, si tus objetivos se basan en crear una comunidad que brinde la oportunidad para que cualquier comentarista obtenga la misma exhibición que el autor del blog, entonces debes concentrarte en que las personas participen en tu sección de comentarios.

Depende de lo que los lectores hagan además de comentar.

Si las personas llegan a tu sitio web para ver una galería de fotos y no hacen nada más (como hacer clic en las llamadas a la acción, descargar documentos informativos y ebooks, compartir tu contenido, comprar tu producto y recomendarte), ¿realmente deberías preocuparte si las personas comentan o no? En HubSpot nos interesa lo que los usuarios opinan en los comentarios (con frecuencia obtenemos grandes ideas de sus opiniones), pero los comentarios por sí solos no necesariamente generan resultados comerciales.

Si te centras únicamente en las persona que te dejan comentarios, estarás dejando pasar las oportunidades que ofrece una gran parte de tu audiencia; hay muchos otros aspectos que a las personas les gusta hacer antes de unirse a la conversación y su falta de comentarios no significa que no aporten valor a tu empresa.

Depende de lo que los comentaristas digan.

De alguna manera todavía hay quienes siguen añadiendo comentarios de odio y provocación a los artículos. Todos los escritores se enfrentan a este tipo de personas en algún momento de sus vidas. Seamos claros: no hablo de los comentarios constructivos, sino de los comentaristas que necesitan “añadir” mensajes de raza, religión, orientación sexual, humillación corporal o palabras de odio en general. Ese tipo de comentarios no los toleramos en este blog.

Lo mismo sucede con los comentarios de spam. Sabes exactamente a lo que me refiero: a las personas que piensan que es adecuado escribir elogios sobre una bolsa de Louis Vuitton en los comentarios de tu blog de marketing o esos comentarios incomprensibles que tienen una palabra clave con un enlace a un sitio web. Creo que ya sabes que la mayoría de los comentarios no pasa la prueba de autoridad de SEO, pero aún así es molesto ver cuando las personas tratan de engañar a tus lectores solo porque tienen la capacidad de comentar.

En conclusión, estos comentarios no importan en lo absoluto para tus objetivos comerciales ni tu vida en general, ¿entonces por qué deberías tenerlos en cuenta? Los comentarios que deben interesarte son los que ofrecen información constructiva o real, o incluso mensajes positivos cuando tu escritor necesita apoyo moral. Al fin y al cabo, todos lo necesitamos en algún momento.

Depende de cuál sea tu definición de “comentario”.

Merece la pena mencionar que nuestra percepción sobre qué es un “comentario” sigue siendo la misma que en 2003. Cuando las redes sociales que hoy en día son más populares apenas empezaban a florecer, las personas comentaban directamente en los artículos. En contraste con la definición del pasado, la forma actual de comentar es rara. Hoy en día puedes recibir comentarios no solo en tu blog, también en Twitter, Facebook, Pinterest, Google+, etc. Ahora incluso puedes recibirlos en persona o mediante el sistema interno de mensajería de tu empresa.

Si solo monitorizas el número de comentarios que recibe tu artículo, entonces estás pasando por alto el panorama general: la discusión. La discusión es la suma de todos los comentarios que obtienes en las plataformas. Sin duda, estas son más importantes que los comentarios.

Así que si buscas una respuesta tajante y final, entérate: los comentarios de tu blog por sí solos no son tan importantes. Son un indicador poco importante para el éxito, ya que para eso tenemos las analíticas de ciclo cerrado. Si tratas de comprender mejor una métrica, las interacciones, las conversaciones y los debates de todas las plataformas (no solo los comentarios de tu blog) son mejores para realizar tus cálculos, así que concéntrate en esas conversaciones y clics donde verdaderamente ocurre la acción, no en los comentarios de tu blog.

By HubSpot

Leave a comment


cuatro × 3 =